A cada copa su vino

A cada copa su vino 

Seguro que más de una vez os habéis preguntado porqué hay diferentes tipos de copas y el porqué de cada modelo. Su tamaño, abertura, tipo de cristal... tiene más importancia de lo que pensamos.

Como amante del vino en permanente aprendizaje asistí hace poco, y por segunda vez, a una cata de copas invitado por Riedel. Sí, sí, habéis leído bien, una cata de copas, no de vinos...

Riedel, quizá la fábrica de copas más importante del mundo, lleva años investigando qué copa es la más idónea para cada bebida, no sólo vino y tiene un catálogo de más de cincuenta modelos de copas que cambian, y de qué manera, los aromas y sabores de la bebida que servimos en ellas.

Esta clase magistral me animó a compartir con vosotros mis conocimientos y experiencias sobre algo tan importante como saber elegir la copa de vino y conocer sus diferencias y características.

Cata de copas Riedel en el Casino de Salamanca
Cata de copas Riedel en el Casino de Salamanca
Cata de copas Riedel
Cata de copas Riedel
Organización de las copas a catar
Organización de las copas a catar
Luis Miguel de Camino del Norte durante la cata de copas
Luis Miguel de Camino del Norte durante la cata de copas

¿Por qué una copa?

  • Porque ayuda a potenciar los sentidos que intervienen en la cata (vista, olfato y gusto). Las más adecuadas son las transparentes, sin talla alguna, de balón, con el tallo alto y de cristal fino.
  • Porque las copas redondeadas con abertura más estrecha permiten agitar mejor su contenido, revelando aún más los aromas del vino.
Partes de una copa de vino
Partes de una copa de vino

Tienes que saber...

  • La boca más estrecha facilita la bebida e impide que el vino se escape por la comisura de los labios.
  • La copa debe sujetarse por el tallo, nunca por el balón, ya que la temperatura de la mano calentaría el vino.
  • Un cristal fino permite mostrar el color del vino con mayor fidelidad y ofrece una agradable sensación táctil en la boca.

¿Hasta dónde se sirve la copa de vino?

Las copas se deben llenar como mucho hasta la mitad. La botella se sujeta por la parte inferior para disminuir el pulso de la mano en suspensión y se escancia girando un cuarto de botella al término del servicio para evitar la gota derramada.

Botella sujetada por la parte inferior
Botella sujetada por la parte inferior
Forma correcta de coger y agitar la copa de vino
Forma correcta de coger y agitar la copa de vino

La copa ideal

  • Copa tipo flauta: Es la que hoy día se utiliza para los vinos espumosos (cavas y champagne). No es buena para catar por la escasa superficie que deja al líquido, lo que impide su movimiento para la fase olfativa.

  • Copa tipo Chardonnay: Es recomendable para vinos blancos con crianza ya que su forma y abertura potencian los aromas de estos vinos. Recomendable para un Chivite Colección 125 Chardonnay o como no, para La Patena.

  • Copa tipo Tempranillo: Recomendable para vinos blancos sin crianza y característicos de esta variedad. Su boca más estrecha permite apreciar mejor la concentración frutal e intensidad de esta variedad. Un cabernet en esta copa aperecerá bloqueado y con más notas tostadas de la cuenta.

  • Copa tipo Reserva: Perfecta para los vinos más antiguos, sobre todo tempranillos o garnachas de largas crianzas en barrica y/o botella, que necesitan más "espacio" y lentitud para desplegar su complejidad.

  • Copa tipo Burdeos: Ideal para los cabernets. Un cabernet catado en esta copa se percibe armonioso y complejo, expresando toda su plenitud. Buenas también para los mencías.

  • Copa tipo Ródano: Los vinos de estilo Ródano, elaborados con variedades mediterráneas tipo sirah, garnacha, cariñena, bobal o monastrell, necesitan una copa de cierta altura para, gracias a una especie de efecto chimenea, desarrollar sus características notas especiadas.

  • Copa tipo Borgoña: Los vinos tipo borgoñones, con su complejo y delicado bouquet, funcionan mejor en copas de amplio balón y boca ancha, ya que la mayor superficie de rotación se pone al servicio de la delicadeza de la pinot noir y su gran potencial aromático.
Tipo de copas de vino
Tipo de copas de vino

Elementos clave

  • Las diferencias pueden ser de tal magnitud que las pueden captar cualquier persona no experimentada.
  • Una copa no apropiada es capaz de dar mayor relieve a los elementos menos positivos del vino.
  • Los vinos tintos por su mayor contenido alcohólico que los blancos exigen copas más grandes.
  • Las copas de boca muy ancha obligan a inclinar la cabeza hacia delante para tomar el sorbo, mientras que en las más estrechas el movimiento será hacia atrás.
  • La postura de ingestión también condiciona la cata ya que conducirá el vino hacia una u otra zona de la lengua, donde en sus distintas zonas se registrarán los principales sabores (dulce, ácido, salado y amargo).
  • Siempre cristal fino: permite una visión más clara y nítida del vino y hace posible una comunicación más estrecha y táctil con el paladar.

Para terminar, tened en cuenta que aunque sea lo ideal, no es necesario tener tantos tipos de copas como vinos, pero si alguno o alguna es un auténtico apasionado de los Burdeos, de los blancos Chardonnay o de los delicados Pinot Noir ¿por qué no permitirse el lujo de tener la copa para su vino favorito?

Con una sola copa de vino... o con muchas... Salud!

Luis Miguel Fernández

Director de Camino del Norte, Compañía de Vinos
Finalista de la Nariz de Oro

Miembro de la Unión Española de Catadores
SherryMaster

Comentarios  

0 #2 El Vino 02-08-2017 19:54
Así es!! A cada copa su vinito!
Citar
+3 #1 Ana 23-05-2016 12:01
Qué interesante post! Muy descriptivo. Enhorabuena!!!
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar