Cómo conservar el vino en casa

Cómo conservar el vino en casa

Cuando te regalan o compras 
un vino puede ser de consumo inmediato o de guarda.

Imagina que compras una botella de José Pariente o de Erre Punto Maceración Carbónica de Remirez de Ganuza. Bébetelos ya! Pero si te decides por un buen Vega Sicilia, un Viña El Pisón de Artadi, un Flor de Pingus de Peter Sisseck ó por El Tesón de Raúl Pérez, la cosa cambia... Son grandes vinos de guarda. He aquí algunos consejos e ideas sobre cómo conservar el vino en casa para que cuando lo descorches esté en perfectas condiciones.

Ten en cuenta que el dinero que dediques a cuidar y conservar los vinos es inversión, nunca gasto.

CAVA CLIMATIZADA ó HABITACIÓN. NO FRIGORÍFICO

El primer consejo es que no guardes el vino en el frigorífico más de un par de horas, ya que la temperatura es normalmente inferior a la aconsejada para el vino y las vibraciones al abrir y cerrar la puerta podrían dañarle. El vino necesita tranquilidad.

Entonces, ¿dónde? Porque es prácticamente imposible disponer en un piso de un local idóneo para convertirlo en bodega. Si tienes un chalet será más fácil.

Si eres muy aficionado, tienes o quieres tener buenos vinos y puedes invertir unos euros, una buena opción son las cavas climatizadas: esos pequeños armarios eléctricos con capacidades entre 6 y 130 botellas y que puedes adquirir a partir de 100€ dependiendo de su marca y capacidad.

Si tu bolsillo te lo permite te aconsejo las cavas de distintas temperaturas según las bandejas: las superiores graduadas a 16ºC-18ºC para los tintos. A medida que descendemos de bandeja la temperatura es menor. En la parte central se conservarán los rosados 12ºC y las bandejas inferiores 6ºC-8ºC se destinarán a blancos y espumosos.

Si la cava es de temperatura uniforme, mantendremos ésta en la zona central del espectro recomendado, alrededor de 15ºC.

Y si por el contrario optas por un rincón o habitación de la casa, ten en cuenta lo siguiente:

  • A ser posible deberá ser un cuarto interior y lo más fresco posible.
  • El radiador cerrado en invierno y aire acondicionado puesto en verano para conseguir una temperatura que oscile entre 16ºC y 18ºC todo el año. El vino agradece la temperatura sin demasiadas oscilaciones.
  • La oscuridad es importante: cuanta menos luz mejor.
  • En cuanto al ruido como el de esa habitación contigua al garaje que gran parte de los enófilos disponen para conservar los vinos, deberá estar aislada de ruidos y vibraciones que puedan producir el arranque del vehículo. No hay que olvidar  tampoco que los olores de gasolina y los humos de combustión pueden ser implacables verdugos.

Cualquiera de estas opciones son excelentes consejos para conservar el vino en casa porque la esencia de la vid está más cerca del místico silencio monacal que del bullicio verbenero.

Cava climatizada doméstica Monje que guarda los vinos y profesa devoción
Cava de vinos doméstica Monje que guarda los vinos y profesa devoción


Complementariamente hay ciertas exigencias que se deben observar para conservar el vino en casa y prolongar su vida:

Sacar las botellas de las cajas de cartón o estuches de madera, ya que pueden provocar olores
Colocar las botellas en posición horizontal. El corcho debe permanecer en contacto permanente con el vino
Humedad relativa del aire 70%.Humedades superiores no perjudican al vino pero pueden estropear las etiquetas. Humedades más bajas sí que son perjudiciales ya que pueden secar los corchos y evaporarse parte del vino
Debe comprobarse siempre el nivel del vino al comprar la botella y, especialmente, cuando ésta cuenta con varios años. Si el nivel que se observa en  el gollete es bajo, la botella debe rechazarse.
El vino es un ser vivo que ama la tranquilidad. Evitar ruidos bruscos o sacudidas y procura no mover las botellas una vez dispuestas en el botellero. Identifícalas en el cuello con una etiqueta o en hilera, para no tener que cambiarlas de sitio cada vez que se retira una.
Poca luz o ninguna: la luz solar y la eléctrica fuerte son perjudiciales sobre todo para los vinos blancos, rosados y espumosos. Deben utilizarse lámparas de baja potencia y desconectarlas al salir de la habitación.

ORGANIZACIÓN DEL BOTELLERO 

Estantería de obra tipo colmena

Hay muchos tipos de estanterías: de madera, metálicas, diseño tradicional o moderno, etc. Te recomiendo en primer lugar aquéllas en las se puedan poner las botellas en posición horizontal, preferiblemente metálicas o de obra (mejor que en el suelo o de madera que puede transmitir sustancias al vino).

Otra manera útil de organizar el botellero es uniendo ladrillos hexagonales de terracota, ya que el hueco de cada uno es perfecto para una botella, además la terracota ayuda a mantener una temperatura constante en las botellas. Estos ladrillos se unen como formando una colmena y se encuentran fácilmente en las tiendas de bricolaje.

Huye de cualquier cuarto o rincón cerca de una chimenea.

ETIQUETAS IDENTIFICATIVAS PARA LOS VINOS

Cómo decíamos anteriormente, las etiquetas identificativas son una buena idea y te ayudará a tener organizada tu bodega e identificada cada botella, pues se puede anotar en cada etiqueta cualquier detalle que sea de tu interés: si es un vino de guarda y quieres que crezca en botella, hasta cuando puedes beberlo, uva, añada ... De un sólo vistazo tendrás toda la información cual sumiller!

Botellas de vino con etiquetas identificativasTe proponemos dos sistemas de etiquetas:

Una opción es la etiqueta autoimprimible, fácil y económica. Puedes descargártela en este enlace (vía gastronomiaycia.com). Imprímelas en papel ó cartulina, recorta los bordes y el círculo interior, escribe los datos y ya la puedes colocar en el cuello de cada botella. El texto está en inglés y aunque es muy fácil, te ayudamos con la traducción (Maker: Bodega / Vintage: Vendimia / Variety: Variedad/es de la uva / From: De / Value: Precio / Drink in: Beber en... )

La otra opción es comprarlas ya impresas en tiendas especializadas, como por ejemplo Lavinia en Madrid. Además de tener un equipo de expertos sumilleres y una gran selección de vinos, Lavinia cuenta con muchos y muy variados accesorios todo ellos muy útiles, como estas etiquetas identificativas.

No tienes excusa, ponte ya y presume ante tus amigos de bodega organizada.

TIEMPO DE CONSERVACIÓN DE LOS VINOS

Es difícil precisar datos sobre los tiempos de conservación de cada tipo de vino, aunque sí te puedo dar algunas orientaciones sobre las fechas óptimas de consumo: 

Blancos jóvenes y generosos en un año
Rosados en un año
Blancos y rosados con crianza de 1 a 3 años
Tintos jóvenes 1 a 2 años
Maceración carbónica menos de un año
Tintos Roble (de 3 a 6 meses de crianza) de 2 a 4 años
Tintos Crianza (12 meses de crianza) de 2 a 6 años
Tintos Reserva (18 a 24 meses de crianza) de 4 a 10 años
Amontillados, olorosos y creams hasta 5 años
 Vinos blancos dulces de 1 a 5 años
Sauternes, oportos y Tokays de 5 a 20 años
Pedro Ximenez más de 15 años
Espumosos de 1 a 2 años
Grandes Cavas y Champagne de 2 a 6 años


Todos estos datos son orientativos, es importante que consultes la fecha de consumo de la bodega para conservar el vino en casa en óptimo estado. Por ejemplo La Patena 2013, el vino blanco de Camino del Norte, con crianza de 24 meses, puede ser consumido desde 2015 hasta 2022, es decir que es un vino de guarda que crecerá en botella durante mucho tiempo.

Y pensad que un buen momento para descorchar un buen vino puede ser... cualquiera! Como decía Sirmond "Son cinco los motivos para beber: la llegada de un buen amigo, la sed del momento, la sed futura, la bondad del vino y cualquier otro motivo"

Luis Miguel Fernández

Director de Camino del Norte, Compañía de Vinos
Finalista de la Nariz de Oro
Miembro de la Unión Española de Catadores
SherryMaster


Comentarios  

+4 #1 Francisco Arias 15-05-2016 21:10
Muy, pero que muy claro, conciso y preciso.
Muchas gracias!.
FA
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar